¡Eh! chicos, sois muy requetebién recibidos. Aunque seáis de Marte y nosotras de Venus...
RSS

lunes, 15 de agosto de 2011

Hoy echo de menos el otoño...


Find more photos like this on WORLD ART FOUNDATION

Oda al otoño, de Pablo Neruda

Ay cuanto tiempo
tierra
sin otoño,
cómo
pudo vivirse!
Ah qué opresiva
náyade
la primavera
con sus escandalosos
pezones
mostrándolos en todos
los árboles del mundo,
y luego
el verano,
trigo,
trigo,
intermitentes
grillos,
cigarras,
sudor desenfrenado.
Entonces
el aire
trae por la mañana
un vapor de planeta.
Desde otra estrella
caen gotas de plata.
Se respira
el cambio
de fronteras,
de la humedad al viento,
del viento a las raíces.
Algo sordo, profundo,
trabaja bajo la tierra
almacenando sueños.
La energía se ovilla,
la cinta
de las fecundaciones
enrolla
sus anillos.
Modesto es el otoño
como los leñadores.
Cuesta mucho
sacar todas las hojas
de todos los árboles
de todos los países.
La primavera
las cosió volando
y ahora
hay que dejarlas
caer como si fueran
pájaros amarillos.
No es fácil.
Hace falta tiempo.
Hay que correr por todos
los caminos,
hablar idiomas,
sueco,
portugués,
hablar en lengua roja,
en lengua verde.
Hay que saber
callar en todos
los idiomas
y en todas partes,
siempre
dejar caer,
caer,
dejar caer,
caer,
las hojas.
Difícil
es
ser otoño,
fácil ser primavera.
Encender todo
lo que nació
para ser encendido.
Pero apagar el mundo
deslizándolo
como si fuera un aro
de cosas amarillas,
hasta fundir olores,
luz, raíces,
subir vino a las uvas,
acunar con paciencia
la irregular moneda
del árbol en la altura
derramándola luego
en desinteresadas
calles desiertas,
es profesión de manos
varoniles.
Por eso,
otoño,
camarada alfarero,
constructor de planetas,
electricista,
preservador de trigo,
te doy mi mano de hombre
a hombre
y te pido me invites
a salir a caballo,
a trabajar contigo.
Siempre quise
ser aprendiz de otoño,
ser pariente pequeño
del laborioso
mecánico de altura,
galopar por la tierra
repartiendo
oro,
inútil oro.
Pero, mañana,
otoño,
te ayudaré a que cobren
hojas de oro
los pobres del camino.
Otoño, buen jinete,
galopemos,
antes que nos ataje
el negro invierno.
Es duro
nuestro largo trabajo.
Vamos
a preparar la tierra
y a enseñarla
a ser madre,
a guardar las semillas
que en su vientre
van a dormir cuidadas
por dos jinetes rojos
que corren por el mundo:
el aprendiz de otoño
y el otoño.
Así de las raíces
oscuras y escondidas
podrán salir bailando
la fragancia

y el velo verde de la primavera.

10 comentarios:

Salondesol dijo...

Ayer fue un día tan intenso y caluroso... La M30 pa quién la entienda, el centro cortado por esas juventudes sin criterio propio, en la reunión del Forum algunos se iban por las ramas... al final llegamos a un pre-acuerdo, algo es algo... y en mi bloc de notas "Hoy echo de menos el otoño" una frase escrita sin pensar entre líneas de propuestas de organización.

Abrazos fresquitos.

feluky dijo...

El otoño es un poco de tristeza, de relajación. salvo este otoño político que se nos avecina. Pero yo cuando pienso en otoño solo puedo ver los bosques de castaño de Hervas o el Valle del Jerte y nunca imagino otra cosa. Así que deberemos hacer una reflexión colectiva coincidiendo con el otoño mágico del valle del Ambroz.

Abrazos.

Salondesol dijo...

Viene bien desconectar la mente unos segundos pensando en algo agradable, cálidos tonos amarillos, naranjas, rojos... y ese olor a tierra mojada, ummm... esos bosques de castaños de Hervás.
Este otoño político lo vamos a tener que pintar de sentido común otoñal.

Bikos.

Bobby dijo...

Bueno, parece que esta vez el otoño va a ser puntual y no como los últimos años que llegaba casi en noviembre.

Yo también soy un amante de los pardos y los dorados. No es que no me guste el verde, me encanta, pero el amarillo reseco del verano (con su calor de serie) me deja sin fuerzas. No veas qué gusto cuando llega el otoño y nos da una pausa.

¡Ah! y por cierto, muchas gracias por poner en el título "...y ellos". Ya era hora encontrar un blog feminista que cuenta con nosotros, para variar... :S

Salondesol dijo...

El otoño parece puntual, pero no podemos fiarnos, aún falta que llegue "el veranillo del membrillo".

Ya sabes Bobby, eres muy requetebién recibido. Aunque seas de Marte y nosotras de Venus...

Este blog no es feminista, (al menos no mucho), nos gusta más la idea de "igualdad entre los sexos".

Saludos.

Bobby dijo...

Feluky, tienes razón, este otoño en plan político va a ser de todo menos tranquilo y relajado (aunque va a ser de triste un rato).

Da gusto ver que este año es posible que el otoño venga puntual, y no casi en noviembre.

También a mí me gustan los otoños con sus dorados, sus pardos y sus marrones. Decididamente mejor que los amarillos y pajizos del verano y su calor que viene de serie.

Y por cierto, muchas gracias por lo del "...y ellos", da gusto ver un blog feminista que cuenta con nosotros (para variar). Pero eso de que nosotros seamos de Marte y vosotras de Venus... No nos coloques tan cerca, porque para mí que venimos de galaxias opuestas y nos tropezamos por aquí por casualidad XDD.

Bobby dijo...

Pues es precisamente eso el feminismo: El movimiento que promueve la igualdad de derechos y de dignidades de la mujer y el hombre debido a deben considerarse "iguales intelectuales."(así como suena).

Son palabras de Simone de Beauvoir, no mías.

Bobby dijo...

Bueno, al final parece que el verano se extendió más de la cuenta, más que "veranillo del membrillo" ha sido "veranillo del asteroide" porque anda que no ha durao... :S

A ver si ya podemos empezar a colocarnos debajo de las mantitas, que ya las echo de menos XD.

Salondesol dijo...

Mmmm... acurrucarse en una mantita en el sofa viendo una buena peli...

(no me van los acentos(

Un abrazo.

La Gran Hermana dijo...

Y si las acompañas por una bebida caliente (té, infusión, leche calentita...) una auténtica gozada. Mi pareja y yo tenemos un cobertor para eso formado por un saco de dormir abierto.

Publicar un comentario

¿Qué opinas?